Mucho antes de Alpha

Todos los que han jugado alguna vez a este juego de cartas o, al menos, han oído hablar de él, saben lo que es “El Magic”, pero… ¿y si os dijera que el origen de este maravilloso juego de cartas fue fruto de una casualidad?


Arte de Cliff Childs (Wizard of the Coast)

Remontémonos a finales de los años setenta y principio de los ochenta, donde los juegos de mesa de la época sirvieron de influencia a un joven Richard Garfield para el desarrollo de lo que hoy día conocemos como Magic. De aquellos juegos, y posiblemente sea el precursor de todo lo que vino después, sea Cosmic Encounter, un juego de estrategia y conquista intergaláctica en el que razas alienígenas entran en conflicto por alcanzar el poder de una parte del universo.

Cosmic Encounter (Eon Products, 1977)

Lo que realmente atraía a Garfield de este juego eran las distintas interacciones que existían al manejar las distintas razas alienígenas, que hacían cada partida única.

Otros de los juegos que aportaron su granito de arena, fueron Strat-o-matic Baseball, juego en el que los participantes seleccionan, colocan y compiten con sus propios equipos de jugadores de béisbol, cuyas habilidades se basan en las estadísticas del año anterior de jugadores reales; y el juego de rol de Dungeons and Dragons, en el que su mundo de fantasía y leyenda absorbía a todos aquellos que lo jugaban.

Classic Red Baseball Game Box (Strat-o-matic)

Cubierta original de Dungeons & Dragons (TSR, Inc. 1974)

Todos estos juegos llevan a Garfield a desarrollar en 1982 un juego de cartas que bautizó con el nombre de Five Magics. Este juego intentó reducir la modularidad de Cosmic Encounter a un juego de cartas, otorgando características elementales a cinco colores distintos de energía que surgieron, como en muchos otros juegos de fantasía de la época, de diferentes geografías. Este juego no tenía la misma fórmula dos veces, por lo que unas veces se podía ganar acumulando puntos y otras eliminando a tus oponentes. Nunca se editaron reglas escritas, y la no intencionalidad de Richard Garfield a publicarlo hicieron que la idea se abandonara a mediados de los ochenta.

En 1991, Richard Garfield junto con Mike Davis, estaban desarrollando un nuevo juego de mesa llamado RoboRally, un juego de estrategia, sabotaje y carreras entre robots de una fábrica de automóviles. De entre las empresas que contactaron para la publicación del juego se encontraba una joven empresa llamada Wizards of the Coast.

Diseño original de RoboRally (Avalon Hill, 1994)

Cuando plantearon la idea del juego a Peter Adkinson y James Hays de Wizards of the Coast, no lo consideraron muy viable, ya que, puesto que eran una joven empresa, no podrían asumir los costos de un proyecto tan a corto plazo, por lo que les plantearon la necesidad de crear algo portable, que pudiera usarse en los tiempos de inactividad de las Convenciones de juegos, cómics, etc., con un equipo mínimo. Con esta idea de base fue cuando Garfield retomó la idea de Five Magics, así que cuando plantearon la idea a Adkinson de nuevo en las oficinas de Wizards, a éste le emocionó tanto que dio luz verde al proyecto.

Los primeros diseños llegaron a manos de una colección llamada Alpha, no la que conocemos como primera edición, sino una colección de 120 cartas que se repartían aleatoriamente entre dos jugadores que se batían en duelo mediante una carta de apuesta y cuyo proceso se repetía hasta que ambos jugadores se aburrieran. La estructura del juego hacía que dos juegos no fueran iguales, por lo que la estructura inicial del juego estaba tomando su forma. Después de Alpha, llegó Beta con nuevas cartas. En esta versión se permitía intercambiar cartas entre los jugadores para así batirse en duelos con otros jugadores y crear nuevas estrategias. La última versión Gamma, fue la primera totalmente ilustrada, con imágenes que se obtenían de un sinfín de revistas, cómics y libros de juegos.

Cartas de testeo de Magic. Fuente: Wizard of the Coast.

Estructurar el juego y hacer que las reglas fueran coherentes y entendibles por todos los jugadores no fue tarea sencilla, así como equiparar el poder de cada una de las cartas para que todas ellas fueran jugables.

Richard Garfield tenía la idea de llamar a su juego Magia (Magic)pero los abogados de Wizards of the Coast veían el nombre comercial muy genérico, por lo que se propuso otro más comercial, Choque de maná (Mana Clash, curioso que exista esta carta), pero el equipo de testeo siguió llamándolo solo Magic. Tenían que pensar un nombre que lo distinguiera del resto, por lo que se acordó llamar al juego Magic: El Encuentro (Magic: The Gathering).

La presentación oficial del juego se realizó el 5 de agosto de 1993, con su primera edición, llamada Alpha, constaba de una pequeña tirada de 2.6 millones de copias, que se agotó en apenas dos meses.

Y aquí es donde comienza la historia de uno de los juegos más prestigiosos y longevo de cartas coleccionables que, tras casi 29 años de historia, sigue divirtiendo a sus jugadores, tanto veteranos como noveles.

Con este pequeño resumen de la historia de Magic termino mi artículo, no sin antes concluir con una última frase, para aquellos que alguna vez hemos jugado o seguimos jugando a este juego, y que encontré en un raído y antiguo tomo: 

El “Magic” nunca se abandona, sólo se aparca durante un tiempo.

- Las Crónicas Markoriak, Vol.1

Mucho antes de Alpha Mucho antes de Alpha Reviewed by Markoriak on 9.3.22 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.